Archivo | agosto, 2012

Pequeñas acciones para sentirte mejor

16 Ago

Los pies realmente se benefician de un masaje.

Son sensibles, delicados y resistentes a la vez.

La planta de los pies tiene cientos de terminaciones nerviosas.

Con solo tocarlos suavemente se experimenta una sensación general de bienestar y relajamiento en todo el cuerpo.

  • Andar descalzo siempre que sea posible por la hierba, la arena de la playa, alfombras y moquetas, ya que activa la circulación de la sangre y el pie transpira y descansa mejor.

  • Cuando los pies se encuentren recalentados o doloridos, se ponen a remojo en agua tibia con sal durante unos minutos; también se pueden añadir al agua unas gotas de lavanda para producir un efecto relajante.

  • Si tienes callos o durezas, puedes utilizar la famosa Piedra Pómez, y con ella exfolia los pies cada dos o tres días, sobre todo en verano.

  • Con una crema específica hidratante, se pueden dar suaves masajes, insistiendo en el talón para mantenerlo hidratado y suave. También es bueno cubrir los pies con calcetines de algodón durante unas horas.

  • Es recomendable seguir una dieta equilibrada y variada, especialmente alimentos o grageas con vitamina D, esencial para mantener compactos los 26 huesos de cada pie. Supone un elemento que aporta fortaleza a los pies, más aún cuando les da el sol.

  • También puedes hacerte la pedicura cada 15 días durante los meses de verano para tener unas uñas saludables. 

Imagen

Anuncios